miércoles, 11 de diciembre de 2013

Mónica Izquierdo Cobo - Migraña


Fecha: 11/12/2013
Mónica Izquierdo Cobo
Edad: 36 años
Profesión: Informatica
Ubicación: Valencia

Desde aproximadamente los 15 hasta los 30,5 años, casi diariamente  me “dolía la cabeza”. Digamos que al mes aproximadamente tenía unos 15 días con dolor (que formaba parte de mí, eran raros los días que no sentía nada de dolor) y otros 5 de dolor insoportable. Se puede decir que he pasado media vida con dolor perdiéndome muchas cosas por culpa de ello. Tenía sobre todo migrañas, a veces en la izquierda, a veces en la derecha, las jaquecas me daban cuando estaba nerviosa por algo o cuando de varios días seguidos con migraña la tensión acumulada me producía la jaqueca, vomitaba y acababa el dolor por unos días.

Entre los 16-17 años comencé a auto medicarme con Tonopán, que siempre había en casa. Pero ahora pensándolo… a esa edad fui consciente que me dolía casi a diario, pero ya era “aficionada” a la Aspirina algún año antes, no se con qué frecuencia.

Entre los 18-20 fui al médico de cabecera, quién me dijo que por supuesto dejase el Tonopán, y tomase Ibuprofeno. Me remitió también al Neurólogo, en el que me hicieron un Tac, y tras comprobar que en mi cabeza no había nada extraño, me preguntaron antecedentes familiares de los cuales no recordamos si había algún afectado y me diagnosticaron con estas palabras:

“Eres una migrañosa jaquecosa. Tómate esta pastilla diaria, quizá te de algo de sueño, así que tómatela por la noche, y ésta otra si te da alguna crisis, debajo de la lengua”.

Con la pastilla diaria, al día siguiente no era persona del sueño que tenía, por lo que cada vez intentaba tomármela antes, incluso después de merendar, pero aún así, al día siguiente tenía mucho sueño. Y con la pastilla para cuando me daba la crisis, sí, me quitaba en 5 minutos el dolor de cabeza, pero se me ponía una tensión en la nuca, cuello y hombros insoportable, como si me estirasen de las coletas, y era mucha peor sensación que la migraña. Así que lo dejé y seguí con los Ibuprofenos.

Entre los 21-22, fui a un osteópata que también me hacía algo de acupuntura. Se centró en mis mandíbulas automáticamente, me daba masajes y me dijo que me venía de ellas. Pero el tratamiento aparte de costoso entonces para mí, tenía que ir cuando me diese alguna crisis, y claro, o estaba trabajando (y aguantando) o simplemente cuando estás con ese dolor tan fuerte lo que menos quieres es salir de casa. Por lo que no noté ninguna mejora y lo dejé. No recuerdo si me comentó que fuese al dentista, pero no lo hice.

A los 23-28 cultivé y fumé Marihuana, y aunque no se me fueron del todo, tengo que decir que sentí algo de mejoría. No me despertaba directamente con dolor, o cuando la tensión se acumulaba demasiado por el dolor, fumar me relajaba y me dejaba dormir.

A los 29-30 fui a una acupuntora durante un año todas las semanas. Me dijo que sería problema hormonal, y sí que noté también bastante mejoría en los días de antes y durante  la menstruación, pero el resto del mes, continuaba igual, o quizá peor, no de dolor, sino psicológicamente, ya que después de tantos años te va mermando el pensar en tener cualquier evento, cena, cine… y que tu dolor de cabeza te haga quedarte en casa. El que no tengas una pastilla en el bolso por si te duele ya te condicione…en fin.

Y por fin, a los 30 años, mi mejor amiga que es ayudante en Clínica Dental, me comenta que con el tallado selectivo se está mejorando este problema y decido ir al dentista familiar D. Isidro Ferrer Torregrosa, que con este método a mi madre le quitó en una sola tarde lo que fue toda una vida de oírla rechinar los dientes por la noche. Le comenté todo y al momento me dijo que efectivamente, mi dolor iba a desaparecer, quitándome las muelas del juicio y trabajando el CAT. Y casi como por arte de magia, así sucedió. Tenía fuera 3 muelas ya que una me la quité creo que a los 15-16 años. Creo que fué en Septiembre de 2009 cuando me quitó  la 1ª, en ese  mes tuve la mitad de días de dolor; con la 2ª muela,  unos días de dolor, y con la 3ª, conseguí cumplir mis 31 años en Diciembre de 2009 SIN DOLOR.

También me quitó parte de hueso que hacia choque con la mandíbula inferior. Aunque para entonces ya no tenía dolor, en 2011 me puso ortodoncia corrigiéndome una desviación de mandíbula y en este mes de Octubre 2013, me hizo el tallado selectivo.

Es Diciembre de 2013, puedo decir que hace ya 4 años que me puse en las manos del Dr. Ferrer, soy una persona nueva, sin miedo hacer planes, a que se me olvide llevar pastillas en todos los bolsos, a que un sentimiento de pena como alegría no se transforme en una migraña. Me he bien acostumbrado a tener 4-5 dolores de cabeza al AÑO; dolores muy suaves en comparación con lo que sufrí, dolores que se producen si coincide un constipado con la menstruación, nervios…etc. Lo normal.

Le estaré eternamente agradecida, por haberme curado, sí, pero sobre todo, por ser un profesional que no deja de investigar de dónde viene el problema, como se trata  y como CURARLO.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada