miércoles, 29 de enero de 2014

Ulpi Serna Barrera - Fuertes dolores - Contracturas


Fecha: 29/01/14
Ulpi Serna Barrera
Edad: 40 Años
Profesión: Empresario por cuenta propia
Residencia: Las Palmas de GC

Durante el mes de Noviembre de 2013 y hasta el 16 de Diciembre de 2013, me encontraba en el extranjero por motivos profesionales. El día 26 de Noviembre de 2013, me levante de la cama como cualquier otro día, pero con la peculiaridad de que lo hice con unos dolores fuertísimos en el lado derecho de la cara, dolores que no había tenido nunca. Los síntomas que tenía eran los siguientes:
  •                       Opresión fuertísima en el oído con dolor y molestias.
  •                       No podía cerrar la boca, la sensación que tenía era como si se me hubiera movido la mandíbula inferior y se me hubiera desencajado la misma.
  •                         Al intentar cerrar la boca obligando la mandíbula, cuanto intentaba hacer el último cierre o presión, me daba un dolor fuertísimo en el cachete derecho de la cara, como si se me clavaran agujas, era un dolor insoportable que de la noche a la mañana me impedía comer y masticar con normalidad.
  •                     Latidos en la articulación de la mandíbula, cuando me tendía en la cama boca arriba.
  •                     Dolores de cabeza.
  •                    Al moverse la mandíbula, se me modifico el cierre de la boca, por lo que los dientes no me topaban en el mismo sitio que antes, con la incomodidad que eso conlleva.
  •        Inflamación en el cuello y dolores, principalmente por el lado donde tenía la dolencia.


Ante este panorama, y dado que estaba en el extranjero, acudí a un centro médico a que me viera un Otorrino, a ver si tenía algún tipo de infección en el oído, siendo negativo el resultado. Mi oído estaba perfecto.

De ahí, me fui a un médico Maxilofacial que me recomendó un amigo, y tras una primera visita, me dijo que lo que tenía era una contractura muscular, y que por eso la boca no me cerraba con normalidad. Me recetó unos analgésicos y unos relajantes musculares, pero después de tres días, los dolores iban a más, y no sentía ningún tipo de mejoría. Adicional a ello, me recomendó que me hiciera unas férulas desestresantes para dormir, las cuales me hice, pero cuando las usaba, me levantaba con más dolor.

Finalmente, regrese a Las Palmas de GC el día 16 de Diciembre de 2013, y comente en la familia el dolor que tenía, con tan buena suerte de que mi madre me dijo de ir a visitar al Dr. Larena Avellaneda, y así hice.

En esa primera visita, le comenté al Dr. Larena todos los síntomas que tenía y en 5 minutos me diagnostico la dolencia que tenía y como podíamos curarla. Me diagnostico que tenía un CAT Bilateral y Desequilibrio Oclusal motivado principalmente por los malos y rutinarios hábitos que tenía, como pasar muchas horas frente a un ordenador, ver la TV en la cama, leer el ipad en la cama, comerme las pieles de los dedos, dormir con la mano debajo de la almohada, etc…. Yo aluciné, como acertaba en cada cosa que me decía en cuanto a mis hábitos diarios. Los dolores provenían de un pinzamiento que tenía del nervio trigémino, por la falta de espacio que había en mi boca.

Para solucionar este dolor, me sugiere el Dr. Larena que debo quitarme los cordales superiores y hacer un limado de la parte posterior del hueso de la mandíbula superior, para crear más espacio al nervio, y me recomendó al Cirujano Maxilofacial Dr. Santiago Quintero para tal intervención. El 27 de Diciembre de 2013, me intervino el Dr. Quintero, al que me gustaría agradecer lo profesional y cuidadoso que fue conmigo, no sentí ningún tipo de dolor y me realizo la intervención en tan solo 35 minutos.

Después de una semana un poco molesta por los puntos de la intervención, la realidad es que día a día empezó a desaparecer el dolor y en tan solo un mes, este ha desaparecido prácticamente por completo, hago vida normal y ya puedo masticar sin ningún tipo de problema.

Agradecer al Dr. Larena el que me haya ayudado tanto a poder recuperar mi vida normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada