domingo, 5 de julio de 2015

Mª Luisa Martín Santana - Migraña con aura

Nombre: Mª Luisa Martín Santana
Edad: 41 años
Profesión: Contable
Ubicación: Las Palmas de G. Canaria



Desde los 13 años he tenido migrañas acompañadas de aura entre otros síntomas (náuseas, molestias a los sonidos, molestia a la luz, palidez), que con el paso del tiempo iban empeorando en intensidad y en duración.

Recuerdo que en muchas ocasiones, tuve que llamar a mi hermano para que me viniera a buscar, pues debido a las auras que se me presentaban antes del terrible dolor de cabeza, no podía conducir y tenía que arrimarme en el arcén. Naturalmente, acudí a la consulta del neurólogo que, después de realizarme varias pruebas como encefalogramas, TAC con contraste, etc. me diagnosticó de migrañas y me mandó un tratamiento para calmar el dolor.

Y así iban pasando los años, en los que aparecieron las molestias en la mandíbula, por lo que me aconsejaron hacerme una placa de descarga que desgraciadamente no conseguía aliviarme. Cambié de dentista al que le conté mis molestias en la mandíbula y al ver que rectificando la placa no mejoraba, me remitió al Dr. Larena-Avellaneda, hecho por el que siempre le estaré agradecida al Dr. Alejandro Pisani y a su equipo.

He de decir que soy usuaria de lentes de contacto y que para sorpresa de la optometrista, ahora me río al recordarlo, no tenía molestias cuando hice la prueba para ver si podía usarlas y hasta me preguntó si de verdad era la primera vez que me las ponía!

Y llegó el día en el que acudí a la consulta del Dr. Larena-Avellaneda en el 2014, cuando ya los dolores de cabeza eran a diario y los medicamentos no conseguían calmarme el dolor (ni que decir tiene, que esto me afectaba a mi estado de ánimo el cual no era precisamente el más alegre), las molestias de la mandíbula iban en aumento, el lado izquierdo me dolía una barbaridad, apenas podía abrir la boca para bostezar, notaba un sonido cuando masticaba como si la mandíbula no encajara bien y cierto cosquilleo en el lado izquierdo.

Lo que más recuerdo es el agradable trato que nos dispensó el Dr. Larena-Avellaneda y su equipo, muy comprensivo cuando le relataba el motivo por el que había acudido a su consulta y después de una exploración me confirmó que padecía de CAT, no tenía reflejo corneal (de ahí que no notara molestias al ponerme las lentillas), ni sensibilidad en la cara. Me aconsejó una serie de posturas que había de seguir (no poner la mano debajo de la cara al dormir, ni apoyar la cara en las manos, si agachaba la cabeza mantener muela contra muela, no masticar chicle ni pipas), cosas sencillas que mejoraron considerablemente mis dolores de cabeza en apenas un mes! El tratamiento consistió en realizarme una intervención en la que me habían de limar el hueso en ambos lados de la mandíbula superior, pues tenía unas protuberancias que hacía que no tuviese una buena mordida, la intervención se realizó en la consulta del Dr. Andrés García Díaz (inmejorable trato), posteriormente y ya recuperada de la operación me puse un Equi-plano para poder ampliar el paladar y calzar bien la mandíbula.

A día de hoy y en apenas un año desde que acudí a la consulta del Dr. Larena-Avellaneda, se puede decir que las migrañas han desaparecido en un 98% y su intensidad y duración han disminuido considerablemente (ahora me he dado cuenta de lo intensos que eran) por lo que mi estado de ánimo ha mejorado, he recuperado la sensibilidad corneal, los dolores en la mandíbula han desaparecido así como el cosquilleo, he recuperado la sensibilidad en la cara  aunque he de masticar y dormir por el lado derecho.

Lo único que puedo decir es MUCHAS GRACIAS.

Un saludo,
Luisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada