miércoles, 9 de octubre de 2013

Cristina Calderón Bello (Bruxismo)



Testimonio extraído de  www.clinicamartinezwallin.es
Cristina Calderón Bello
Tenerife, España

Sufro de bruxismo (apretar los dientes por la noche) desde hace muchos años, tanto, que ya tengo los dientes prácticamente limados. 

El especialista al que acudía me recomendó el uso de una férula de descarga, con lo cual seguía apretando los dientes (sin dañármelos, pero sin eliminar el problema).
Esto me causaba muchas crisis de ansiedad, jaquecas, dolores muy intensos en el ojo derecho, mareos, insensibilidad en la parte izquierda de la cara…

Una mañana me levanté sin poder abrir la boca. Tenía la mandíbula luxada en el lado izquierdo. Aquí comenzó mi periplo por diversos especialistas, los cuales comenzaban haciéndome otra férula y me “recolocaban” la mandíbula, solución que duraba media hora, para volver como estaba. Me dijeron que tenían que hacerme una artroscopia, infiltraciones en la articulación… Y que ya nunca podría abrir la boca totalmente. 

Entonces fue cuando una amiga me recomendó acudir a la Clínica Martínez Wallin, y tras evaluar mi caso, la doctora procedió a extraerme los dos cordales superiores y el limado del hueso posterior. 
La mejoría fue espectacular; de entrada ya podía abrir la boca. Me pusieron un aparato muy diferente a la férula que habitualmente me mandaban, un “equilibrador” cuya función es cambiar la mordida para que se reduzca la presión en la mandíbula, y seguir unas pautas: cambiar la postura al dormir (tengo que hacerlo boca arriba), no apoyar la cabeza en la mano, no masticar chicle, no morderme las uñas… todo aquello que suponga un compromiso para el movimiento de mi mandíbula.

Llevo un año usándolo, y los resultados han sido:
                Recuperación de la apertura de la boca
                No he vuelto a tener crisis de ansiedad
                No tengo dolores de cabeza
                Ningún mareo
            Vuelvo a tener sensibilidad en la parte izquierda de la cara
                Nada de “pitidos” en los oídos

En definitiva, sé que si no hubiese dado con la doctora Martínez, mi situación hubiese ido a peor. Ahora tengo una mejor calidad de vida. Recomiendo este tratamiento a todas las personas que tengan estos síntomas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada